Es la tecnología más avanzada a nivel mundial para rejuvenecimiento y eliminación de arrugas, elegida en el mundo entero por muchos pacientes que buscan verse bien, pero no quieren o no pueden someterse a una cirugía.
Consiste en la aplicación de un haz de ultrasonido de alta frecuencia y alta energía en la piel, para remodelar el tejido mediante ablación térmica.
Este tratamiento se destaca no solo por su efectividad, sino también por su seguridad, siendo una terapia que no daña la piel ni los tejidos u órganos circundantes.

Esto es lo que permite a HIFU 4D lograr sus resultados sin provocar periodos de inactividad. El paciente puede seguir con todo tipo de actividades habituales, inclusive el uso de maquillaje tan solo minutos después de realizado el procedimiento.
Hifu 4D pertenece a la más alta gama de tratamientos no invasivos y ha sido reconocido como el procedimiento estético más avanzado en lifting (tensado de la piel del rostro ) y en la reducción de tejido adiposo localizado, flacidez y celulitis, compitiendo en eficacia con las cirugías estéticas, tanto faciales como corporales.

Entre los numerosos beneficios que proporciona podemos destacar que:
-Tensa profundamente la piel del rostro, levantando las cejas y los pómulos, y disminuyendo las líneas de “marioneta”

-Define notablemente el ovalo facial

-Tensa y reduce la papada

-Elimina las arrugas del contorno de los ojos, la boca y las de la frente

-Regenera el colágeno y elastina de la piel, resolviendo así de forma natural problemas del envejecimiento de la misma.

Además, los resultados de HIFU 4D se extienden a la a la terapia corporal, reduciendo y eliminando la celulitis, mejorando el aspecto de la “piel de naranja” y destruyendo con carácter permanente las membranas de los adipocitos, generando una visible disminución de la grasa localizada.